miércoles, 18 de abril de 2007

Fresas con vinagre

Creo que fue ayer cuando en un trayecto de 4 minutos en coche, desde casa al trabajo, oí a alguién en la radio recomendando comer fresas con vinagre. Según explicaba, los dos sabores ácidos (el del vinagre y el de la fresa) se neutralizaba entre sí, y el resultado era que el sabor de la fresa quedaba potenciado.

Hoy lo probé. Lavé y corte fresas, las rocié con vinagre y me las comí. El saber a vinagre no se distingue, es una cosa muy curiosa que recomiendo probar.

2 comentarios:

Avería dijo...

A mí las fresas me gustan y el vinagre puff me pierde, jajaja, me gusta también mucho pero no sé esa combinación me parece un poco extraña, pero... bueno me llama la atención, lo probaré :-)

Estevo Raposo dijo...

Te sorprenderás.