domingo, 4 de junio de 2006

Humor jurídico: chistes de abogados

Termina la serie de posts dedicadas al humor jurídico con una recopilación de chistes de abogados, es decir, chistes que hace mofa de tan ilustre profesión, no chistes para contarles a los abogados.


- Mama, mama, en el cielo hay leyes ?
- No, hijo, no ves que para tener leyes hacen falta politicos y
abogados ?


Un hombre va a un abogado.
- ¿Y usted cuanto cobra por una consulta rápida?
- 10.000 pesetas por tres preguntas.
- Vaya, es un poco caro, ¿no?
- Si... y dígame, ¿cual es su tercera pregunta?


- ¿Cuál es la diferencia entre un abogado y un vampiro?
- El vampiro solo te chupa la sangre de noche.


- ¿En que se parecen los abogados a las bombas atómicas?
- Todo el mundo los tiene porque el resto de la gente los tiene, pero
todo el mundo preferiría no utilizarlos.


Dos abogados están en un banco cuando entran unos tíos enmascarados
con pistolas. Rápidamente uno de ellos le da 5000 pelas al otro.
- ¿Que es esto?
- Te las debía por la cena del otro día.


- ¿Que le llamas a un abogado con un coeficiente intelectual de 50?
- Su Señoría.


- Papa, papa, ¿qué es un mercenario?
- Es un señor que lucha contra otros por dinero.
- Ah, bueno, como los abogados...


Un abogado llega a su trabajo el primer día. Una secretaria entra en
su despacho y le dice que tiene una visita; el abogado le dice que le haga
pasar, entonces coge el teléfono y empieza:
- ...Y dígale al señor Gómez que no estaremos dispuestos a aceptar
menos de tres millones, y que no se moleste en llamar a menos que este de
acuerdo en esta base. ¿Esta claro? (cuelga) Buenos días, en que puedo
Ayudarle?
- Buenas, vengo de la telefónica a conectarle el teléfono.


El juez le pregunta al acusado:
- Entonces, ¿insiste en que no quiere un abogado?
- No, pienso decir la verdad.


Dos amigas del instituto se encuentran al cabo de muchos años.
- Hombre, tía, cuanto tiempo, ¡he oído que te casaste!
- Sí, con un abogado, y un hombre muy honrado.
- Oye, ¿pero eso no es bigamia?


Dios decide llevar a Satán a los tribunales para arreglar sus
cuentas pendientes de una vez para siempre. Cuando se lo dice a Satán,
este se echa a reír y le contesta:
- Pero bobo, ¿y donde crees que vas a encontrar un abogado?


Un juez se encuentra por los pasillos del juzgado con otro juez que
va riéndose, y le pregunta:
- Oye, ¿qué te pasa?
- Nada, es que acabo de oír la cosa mas divertida de mi vida.
- Cuéntame, anda.
- No puedo, acabo de condenar a un desgraciado a quince años por
haberla contado.


Dos abogados han quedado para comer juntos, y uno de ellos se retrasa
considerablemente. Cuando llega, finalmente,
- Pero bueno, tío, ¿qué te ha pasado?
- Es que he atropellado una botella de leche y se me pinchó una rueda.
- ¿Que pasa?, ¿que no viste la botella en la carretera?
- No, el niño la llevaba debajo de su abrigo.


- ¿Cuál es la diferencia entre un taxidermista y un abogado?
- El taxidermista se contenta con tu piel.


- La prueba definitiva de que los abogados son unos capullos es que
todos ellos llevan camisas con cuello y corbata.
- ¿Y eso que tiene que ver?
- Es que lo hacen para que el prepucio no les cubra la cabeza.


- ¿Por que los de Correos no hacen sellos de abogados?
- Porque la gente no sabría en que lado del sello deben escupir.


- ¿Cuál es la diferencia entre un abogado y un buitre?
- Uno es un sucio carroñero, el otro es un pájaro.


Una devota pareja de novios se va a casar, pero tienen un accidente
de coche y se matan. Al llegar al cielo le preguntan a San Pedro si es
posible casarse allí, y San Pedro les dice que sí.
Al cabo de cien años, se casan con una simple ceremonia.
Al cabo de veinte años, va este matrimonio y le dice a San Pedro:
- Veras, Pedro, es que nosotros nos queríamos casar pensando que
íbamos a ser eternamente felices, pero ahora estamos convencidos de que
tenemos incompatibilidades irreconciliables. ¿Sería posible que nos
divorciásemos?
- ¿Pero que decís? Me costo 100 años conseguir un cura para que
os casaseis, conque imaginaos lo que costara conseguir un abogado...


¿Has oído hablar del nuevo procesador de textos para abogados?
No importa lo que hagas, todo sale escrito en arameo y en letra pequeña.


- ¿Cuál es la diferencia entre un perro y un abogado?
- El perro sabe cuando dejar de perseguir una ambulancia.


Un medico y un abogado están charlando en una fiesta cuando se les
acerca otro invitado y le dice al medico:
- Perdone doctor, pero es que me encuentro muy cansado, me cuesta
respirar, tengo la nariz tapada y me duele todo.
- Probablemente no es mas que una alergia. Tómese cualquier
antihistaminico y una aspirina; tenga mi tarjeta, y si no ha mejorado en
un par de días, llámeme y le examinare.
Este tío se larga muy contento y entonces va el medico y le dice
al abogado:
- De verdad que me fastidia que la gente me moleste continuamente
con tonterías así. ¿Tu crees que debería cobrarles?
- Pues claro.
Al día siguiente, el medico llega a su despacho y se encuentra una
factura del abogado.