miércoles, 19 de diciembre de 2007

Botellas en el mar (sin mensaje)


Mi suegro, que ahora está jubilado, pasó toda su vida laboral de marinero, y casi siempre como contramaestre en un barco de pesca de bajura en la ría de Muros, lo que allí llaman una baca. Fruto de aquel trabajo, conserva algunas botellas curiosas, rescatadas en fardos que llegaban a cubierta enganchados en las redes, como la de whisky de la fotografía, u otra de Don Perignon que nos bebimos las pasadas navidades. Confieso que abrí estas botellas con alguna desconfianza, me parecía imposible que el agua de mar no hubiera contaminado el contenido, pero lo cierto es que las bebidas conservaban todas sus propiedades.

1 comentario:

M dijo...

Te mandaré una botella de tequila, acabo ya sé como mandártela.

Y no le llegaban de mensajes o de desesperados atrapados en islas? o algo así?